martes, 28 de marzo de 2017

Nada que declarar



Dejó a un lado el bolso y el paraguas
y todos sus objetos personales
pero siguió sonando, insistente,
el detector de metales.
Nunca se puede esconder del todo, señora,
un corazón blindado.

Alfonso Brezmes
Pintura: Gilberto Carpo

domingo, 26 de marzo de 2017

Malos tiempos para la lírica



Usted se equivoca
-susurró en mi oído mientras la besaba,
al tiempo que intentaba deslizarle
un poema en el bolsillo
de su largo abrigo rojo-.
Yo nunca hablo con poetas 
ni con asesinos.

Alfonso Breznes

sábado, 25 de marzo de 2017

El cosaco



Lo ves galopar por la estepa,
separando la vasta planicie
en dos mundos distintos.
Al poco, es una mancha roja
que se disuelve en el tiempo,
como un terrón en la taza,
llevándose consigo algo
que debe ser valioso.
Quién fuera él…: huir,
huir en su salvaje montura
de la nada que acecha
esta tarde de sábado,
mientras tomas un café
sentado frente a un televisor
donde ves documentales
de las vidas que no tienes.
Alfonso Brezmes
Pintura: Jaime Corum

viernes, 24 de marzo de 2017

Déjà vu


Me visto y me agarras por la cintura
y hueles mi cuello
Y te sonrío con los ojos
antes de ponerme la blusa.
que esta escena es repetida,
y te muerdo los dedos porque los dos sabemos
que hace un tiempo,
y cada cual creía entonces
en otro cuarto,
tú agarraste otra cintura
y yo mordí otros dedos
que no se podía ser más feliz.

Carmen Ruiz Fleta

lunes, 20 de marzo de 2017

Extrañar



(del lat.extraneâre)
1. acción de ser a medias;
2. estar en dos lugares a un tiempo y en ninguno;
3. abrir un cajón y oler a hueco;
4. ser un extraño en tu lugar de nacimiento.

Alfonso Brezmes

domingo, 19 de marzo de 2017

La expulsión del paraíso



¿Subes?

Me he calzado las botas de siete leguas
y aún hay sitio en mi viejo zurrón
para algún animal extraviado.

Tenemos todo el tiempo del mundo
para perderlo en relojes que atrasan.
Conocemos la mecánica del desgaste,
el óxido de las buenas costumbres,
la solidificación de los días idénticos.
Las palabras gastadas ya las sabemos.

Te ofrezco el azar, lo que tiembla
en el oscuro corazón de los niños,
unos pocos momentos fugaces
de algo parecido al amor y un pack 
de una estancia para dos en tus sueños.

Te entrego la incertidumbre,
la víspera, lo que aún no está aquí,
el fruto del árbol del Bien y del Mal,
lo que no tiene sombra,
la trampa exacta del nosotros.

Sube.
Perderemos juntos el paraíso.

Alfonso Brezmes

viernes, 17 de marzo de 2017

Perfección



La perfección del hombre
está en su silencio,

en esos momentos 

donde se difumina la existencia
y se desnudan los sentidos.
Los miembros no pesan,
la respiración
se acompasa,
y el pensamiento se centra
en su propia nada.
Y esa paz del alma
donde todo
es ternura.

Guillermo Urbizu
Pintura: Casorati.

martes, 14 de marzo de 2017

COMME D´HABITUDE




Hablábamos de la Nouvelle Vague

con la arrogancia de quien no sabe
que algo está pasado de moda,

y jugábamos a los poetas malditos

corriendo por puentes y museos 
a punto de cerrar, como en esas pelis 
antiguas de Godard o de Truffaut donde 
la conciencia es una voz en off y la vida 
un viejo fotograma en blanco y negro.

La juventud nos pilló demasiado tarde,
bajo los adoquines de una calle donde
no se escondía la playa y, pese a todo, 
fue dulce el amor, ese disparo a bocajarro 
en el cielo estrellado de dos bocas 
que nunca acaban del todo de saberse. 

Ella, os lo juro, era hermosa como un día
de verano, y yo leía con erres imposibles
como si todos fuésemos Cortázar, y lucía 
una bufanda muy fea que daba vueltas y más
vueltas por toda la manzana de mi calle, 
hasta acabar siempre enredada
en los lejanos suburbios de su cuello.

Un día voló -no la bufanda, sino ella- 
como suelen volar las cosas que no tienen 
alas, pero que huyen de puntillas 
para no hacer mucho ruido, y yo 
soy ahora esa voz en off que aún suena 
en una vieja peli de Truffaut o de Godard
donde la vida sigue siendo –qué remedio-
un viejo fotograma en blanco y negro.



Alfonso Brezmes

viernes, 10 de marzo de 2017

Con suma sencillez os lo cuento



Al doblar la manta 
me he entretenido con sus flecos. 
Y una vez doblada 
la he estrechado contra mi pecho. 

Los ojos cerrados, 
y la mirada hacia dentro. 
Ni un sonido, ni una voz, nada. 
La cabeza gacha, 
y una íntima sensación 
de sosiego.

Guillermo Urbizu

miércoles, 8 de marzo de 2017

Había felicidad



Había felicidad en la lluvia,
en las plazas decoradas 
con lucecitas y papelillos,
en los nardos y nomeolvides 
que se prendían de nuestros gestos,
en las palomas, en los parques,
en las palabras, en los sueños,
en lo rico del corazón 
que amanecía junto a ti,
miel derramada, oro, ternura,
complicidad de los cuerpos.

Había felicidad en los silencios
que se posaban en los labios
como una oscura flor
que el tiempo no ha marchitado.

Había felicidad
y no pesaba el mundo.

Eras una mano tendida

y todo ocurría por primera vez.

Antonio Orihuela

viernes, 3 de marzo de 2017

Vive




Aquel amor
aquel
que tomé con la punta de los dedos
que dejé que olvidé
aquel amor
ahora
en unas líneas que
se caen de un cajón
está ahí
sigue estando
sigue diciéndome
está doliendo
está
todavía
sangrando.

Idea Vilariño
Giarrano

lunes, 27 de febrero de 2017

La esperanza es una cosa con alas




Di la verdad pero dila oblicuamente.
El éxito radica en el circunloquio.
Demasiado brillante para nuestra débil delicia,
la soberbia sorpresa de la verdad
ha de ser explicada con delicadeza,
como se le explica a un niño un relámpago.
La verdad debe deslumbrar poco a poco,
o todo el mundo quedaría ciego.



Tell all the Truth but tell it slant-
Success in Circuit lies
Too bright for our infirm Delight
The Truth's superb surprise
As Lightning to the Children eased
With explanation kind
The Truth must Sazzle gradually
Or every man be blind.


Emily Dickinson
Traducción: Hilario Barrero

domingo, 26 de febrero de 2017

Leyendo


Domingo.
Invierno.
Más allá de la ventana, la tarde
como una inmensa página gris
llena de tildes
zarandeadas
por el viento.

Karmelo Iribarren
John Ennis

miércoles, 22 de febrero de 2017

Golpe de suerte




Quemé tus cartas
Olvidé tu teléfono
Borré tu correo

Me cambié de ciudad
Rompí tu foto
Regalé tus libros (incluso los dedicados)
Dejé de nombrarte
Ni siquiera te pienso
Y sin embargo esta noche
Tiraría los dados una vez más.  

Marcelo Suárez de Luna
Pintura : Fabián Pérez

domingo, 19 de febrero de 2017

miércoles, 15 de febrero de 2017

La vida tiene que ser otra cosa



Esto no puede ser la vida,
este montón de días tristes, grises,
que sumados forman semanas, luego meses,
después años, no puede ser la vida.
La vida tiene que ser, por fuerza, otra cosa,
estar en otra parte, más allá
de esa lluvia que no deja de caer ahí fuera,
que no deja de caer aquí dentro…
Y así una tarde y otra y otra, frente a un café
sobre la mesa que a veces hasta se te enfría,
cavilas y elucubras y sigues cavilando…
Como si a la vida le importase

Karmelo Iribarren
Giarrano

lunes, 13 de febrero de 2017

La nostalgia


"La nostalgia es negación. 
Negación del doloroso presente
Una noción de que un periodo de tiempo diferente,
 es mejor que el que estamos viviendo. 
Es una falla en la imaginación romántica de esas personas, 
que encuentran difícil lidiar con el presente."

Minuit Paris

miércoles, 8 de febrero de 2017

Se...



Sé que el único canto,
el único digno de los cantos antiguos,
la única poesía,
es la que calla y aún ama este mundo,
esta soledad que enloquece y despoja.

Antonio Gamoneda
Staroska

sábado, 4 de febrero de 2017

Epigrama



Dijiste algo y entendí mal. 
Los dos reímos: 
yo de lo que entendí, 
vos de que yo festejara 
semejante cosa que habías dicho. 
Como en la infancia, 
fuimos felices por error.

Laura Wittner

viernes, 27 de enero de 2017

Unas pocas palabras


Unas pocas palabras
en la frontera misma del silencio,

como las que se retiran,
 discretas, cuando es hora
de que los cuerpos hablen.
Unas pocas palabras: signos,
indicios solamente. Un poco
de aire conmovido
entre la mano y la página.
Es bastante. Es incluso demasiado.


José Cereijo

lunes, 23 de enero de 2017

Fiebre



Tengo la cabeza llena de mujeres.
Todas locas.
Todas desesperadas
por envolverse en la música
y bailar hasta el alba.
Por fuera, la discreción de la forma.
Por dentro, las más inconcebibles villanías
con tal de hamacarse en la dicha.
Me estallan las venas
al pensar en cuanto sugieren
como riendo,
como jugando con fuego,
y siempre una puerta abierta
para revolcarse felices en el lodo
y salir por otra, la cabeza en alto,
indemnes y puras como una magnolia.
Brujas, todas ellas,
dichosas rumbo al aquelarre. 

Juan Gustavo Cobo Borda
Giarrano

martes, 17 de enero de 2017

El paciente inglés



A Justo Sotelo

"Déjame que te hable de los vientos.
Gobiernan la apariencia de las cosas.
Existen muchos tipos,
Manipulan a dioses y demonios.
Hay vientos que enloquecen la cordura,
Los hay que levantan cortinas carmesí, sangre de polvo,
Arenas que derriban las fronteras
Que impusieron fantasmas invisibles.
Donde hubo un día agua
Hoy serpentean dunas
Pero nuestros ancestros dibujaron
(como tú lo haces hoy en tu libreta)
La libertad cristalina de un grupo de bañistas.

Te amé con la furia del simún
En medio de un desierto ciego y sordo.
Te seguí amando en las ciudades nuevas
Y te amaría en cada hotel o yacimiento que inmune y cómplice nos cobijase.

Caminé bajo el sol a la intemperie
Caminé como un mar enajenado,
Maté por ti a hombres inocentes,
Le vendí mi alma al enemigo
Y no pude salvarte de la muerte.

Te llevé fría y frágil en mis brazos,
Sin aliento ni llama que pudiera amortajar la ira y el deseo.
Ese amor que te sesgó la vida como un rayo que asiente y amenaza
Desdibujó el camino de los mapas
Y subsistió en un libro de Herodoto.

Sin ti ya no hay mañanas.
Sin ti la arena, el sol,
Son espejismos.
Pero prometo viajar siempre contigo.
Seamos polvo, cenizas, huesos rotos,
Corazones de vuelo interminable
Hasta llegar al Palacio de los Vientos.
Si existe algo capaz de vencer a la muerte
Es todo aquello que tu cuerpo y el mío
Crearon para decirle al mundo
Que dos amantes solos
Pueden justificar el universo".

Marta Muñiz en este blog

jueves, 6 de octubre de 2016

jueves, 22 de septiembre de 2016

Una vez...



Una vez, una sola vez,
El agua entre mis palmas,
La sombra de la higuera sobre mi casa
Una vez, una sola vez,
El agua en mi lengua, el resplandor del sol
Entre mis dedos.
He vivido, pase lo que pase,
Este momento de aire y de luz,
Esta plenitud de sed.

 Liliane Wouters

jueves, 15 de septiembre de 2016

Al final del amor...


Al final del amor está el amor.
Al final del deseo está la nada.
El amor no tiene comienzo ni fin.
Él no nace, resucita.
Él no encuentra, reconoce.
Él se despierta como después de un sueño
donde la memoria ha perdido las llaves.
Se despierta con los ojos claros
y se dispone a vivir su jornada.
Pero el deseo insomne muere con el alba
después de haber luchado toda la noche.
Algunas veces el amor y el deseo duermen abrazados.
En esas noches se ven la luna y el sol.

Liliane Wouters
Giarrano
Related Posts with Thumbnails